descargar un link

lunes, 15 de diciembre de 2014

Puede que parezca.

                      (Takahiro Hara) 


Puede que no lo haya dicho con palabras,
que las palabras con las que lo he dicho no hagan sentirlo, 
que las heridas esten tan profundas
  que no traspasen la piel, 
que la decepción y la rabia no formen parte 
del cuadro al que me hicieron  pertenecer. 

Puede que parezca que el olvido invadió mi memoria, 
que el jarrón de cristal tallado solamente desapareció, 
que no se vislumbran cristales rodeando mis zapatos, 
que la angustia me la haya tragado de un sorbo. 

Puede parecerlo, y en apariencia 
puede que se esconda una parte 
de verdad minúscula en lo dicho. 
Pero como todo lo que parece 
no siempre acaba siendo así.

Aún la guerra habita en mi pecho, 
aún la decepción convertida en rabia
recuerdan el espacio  no barrido. 
Aún los dedos de mis pies 
encuentran pequeños granos de 
cristal punzante.
Mi memoria no ha olvidado.
Yo la obligo a no olvidarlo. 

A veces paso por la casa en llamas 
y escupo mi peor saliva,
me agarro las entrañas 
y me pregunto cuando llegará el día;
el día en que se haga justicia. 


Araceli Pulpillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario